miércoles, 8 de julio de 2009

Se busca capitán

Razón: tropa popular.

A falta de capitán que de la cara, no faltan grumetes dispuestos a demostrar, con toda desvergüenza, que ellos la tienen más dura que nadie (la cara):
[Rita Barberá] ha arremetido contra el jefe del Ejecutivo por incurrir en un delito de cohecho pasivo. ¿El motivo? Aceptar unas anchoas del responsable de la comunidad cántabra, Miguel Ángel Revilla. La alcaldesa de Valencia pidió por ello a la Justicia que, de oficio e inmediatamente, abra diligencias por si José Luis Rodríguez Zapatero ha cometido un delito por recibir "como dádiva" en varias ocasiones unos boquerones en salmuera.
Público.es, 07.07.09
El barco se hunde y nadie sabe dónde está el capitán (¿habrá saltado el primero? ¿se habrá encerrado en el camarote?). A falta de respuestas, sólo nos resta especular:

[barcopp.jpg]

lunes, 6 de julio de 2009

"El más honorable de todos los valencianos y el más honorable de todos los españoles"

Así definió Mayor Oreja a Francisco Camps.

Pues bien, ahora que el juez ha decidido que no ha lugar al sobreseimiento de la causa abierta contra Camps, un partido con un comportamiento normalizado en una democracia, procedería de la siguiente manera:

– Si Camps no dimitiera, lo haría dimitir. Hoy mismo.
– Si Mayor Oreja no se disculpara ante los ciudadanos, lo obligaría a disculparse ante todos nosotros. Sin perder un segundo.

Esta claro que ninguna de estas dos cosas van a suceder, puesto que el PP todavía no se he enterado en qué forma rigen las normas democráticas en un país civilizado. Y como ninguna de estas dos cosas van a ocurrir, tendremos que esperar a que se celebre el juicio, asistiendo a la vergüenza bananera de ver cómo se abre juicio contra el presidente de una autonomía en ejercicio. Si de ese juicio Camps resultara condenado, entonces el señor Rajoy tendrá que presentar su dimisión de forma irrevocable ya que no resultaría ni mínimamente asumible en una democracia que alguien que ha amparado y protegido a un presidente autonómico condenado por corrupción pretendiera ser presidente de España.

Y mientras tanto, que ni se le pase por la cabeza pedir responsabilidades al gobierno por nada.

miércoles, 1 de julio de 2009

Aznar y Fini, dos sabios muy sabios

Aznar y Fini, Fini y Aznar, hijos de la misma madre ideológica, dispuestos a poner los puntos sobre las íes y decir muchas tonterías:
Aznar: "Los ciudadanos europeos han dicho muy claramente [en las urnas] que no están dispuestos a tragarse esa gran mentira que intentaba culpar de la crisis a la economía de libre mercado".
Fini: "Algunos marxistas o pos-marxistas recibieron con gozo intelectual la crisis, como una prueba de que el mercado no puede autoregularse, del fracaso de la cultura liberal-capitalista. La responsabilidad de la crisis no es del mercado, sino de las instituciones políticas, que lo han vigilado de manera deficiente, no han garantizado que produjera riqueza real, y no especulativa. No podemos volver al estatalismo".
EL PAÍS, 30.06.09
Me parece encontrar una no-precisamente-pequeña contradicción entre afirmar que el mercado se autoregula y decir que las instituciones políticas lo vigilaron “de una forma deficiente”. Si lo correcto es dejar al mercado que se autoregule a sí mismo, ¿para qué necesita vigilancia de las instituciones políticas? ¿Son culpables las instituciones políticas de que el mercado haya demostrado que necesita ser regulado? ¿son culpables las instituciones políticas de dejar al mercado autoregularse? Si son culpables por dejar al mercado que se autoregulase sin vigilancia, entonces es que el mercado necesita ser regulado. ¿Sí o sí?

¿Regulamos el mercado sí o no? Aclarense señores, que de su “luminosa” respuesta depende el futuro de occidente...

Al margen de esto, me planteo una cuestión: ¿comparte el señor Aznar la afirmación de Fini de que las instituciones políticas no garantizaron que el mercado produjera riqueza real sino especulativa? ¿Aprueba esta línea de pensamiento quien puso los cimientos, vigas y ladrillos para que la economía española se basase principalmente en la pura especulación?

A ver si me saben responder estas dos “luminarias” del pensamiento político.