miércoles, 25 de abril de 2012

Derechazo

Al gobierno mariano le ha abandonado el desodorante centrista y un pestazo a derecha rancia llena todos los rincones de este país.

Un gobierno dirigido por un cobarde que huye de los periodistas para no dar explicaciones y que sin embargo se ceba con los sectores más desfavorecidos de la sociedad:
El Gobierno restringe el acceso a la sanidad a los inmigrantes irregulares
Los extranjeros que no residan legalmente solo tendrán acceso a urgencias y maternidad.
Los inmigrantes recurren menos a la sanidad pública que los españoles.
El País.com
Si protestas, a la cárcel:
Interior propone que se impute a partidos y sindicatos si sus afiliados causan daños
El ministerio quiere incluir esta medida, que alcanzará también a las asociaciones, en la reforma penal que endurecerá los delitos relacionados con el orden público
El País.com
Encadenarse con los brazos será atentado contra la autoridad
Sentarse en el suelo con los brazos encadenados será considerado "atentado contra la autoridad". Así lo ha explicado el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, que ha detallado la reforma del Código Penal que tiene previsto llevar a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy. Según Ulloa, encadenarse será igual que "agredir" a un agente, aunque tendrá una pena inferior, informa Europa Press.
Público.es
Revanchismo:
El Gobierno bloquea las oposiciones para profesores de Andalucía
El Ministerio de Hacienda lleva al Constitucional la convocatoria de la Junta al entender que incumple las restricciones presupuestarias.
33.000 aspirantes se habían apuntado ya a las pruebas de junio, que ahora se suspenden.
El País.com
Nepotismo:
Metro contrata a un hijo del portavoz de Transportes del PP
La empresa pública ficha como "subjefe de servicio" a un hijo del diputado José Cabrer
Cadena Ser.com
Empieza a hacerse urgente una movilización de todos los sectores progresistas de la sociedad para parar esta involución a la que nos quieren someter quienes conceden amnistías fiscales a los que defraudan miles de millones de euros y, sin embargo, les niegan el chocolate del loro a los que menos tienen.