viernes, 18 de abril de 2008

El zapaterismo, la “discordia” y el esto me suena, ya lo he oído antes

Zapaterismo
Se alegran los obispos italianos de la derrota de lo que ellos denominan “zapaterismo italiano”. Se alegran porque el “zapaterismo” busca, entre otros males, la “desarticulación jurídica de la familia natural”. Prefieren los obispos la victoria de un hombre de moral “intachable”... como el multimillonario y (presunto) estafador Berlusconi...

¿En qué momento de la Historia perdió la pista del mensaje cristiano la farisea cúpula de la Iglesia Católica?

Los sembradores de discordia
Parece que nada cambia en el PP. Durante la pasada legislatura le cogieron el gusto a la calle y ahora andan con el mono. Amenazan desde el primer día con nuevas manifestaciones. Amenazan con recurrir al Constitucional. Nada nuevo que no hayamos vivido antes.

Como las declaraciones de la nueva portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría. Nueva portavoz, viejas estrategias (las mismas en que era tan diestro Zaplana): “Zapatero ha vuelto a sembrar la discordia entre los españoles”. Soraya acusa al gobierno de lo que están haciendo ellos: sembrar la discordia.

La prensa extranjera y el nuevo gobierno de Zapatero
Parece que los elógios han sido mayoritarios por la composición del nuevo gobierno.

El Frankfurter Rundschau, dice, a propósito del nombramiento de Chacón como ministra de defensa: “Un gran día para la historia de España, así como para la lucha contra la sociedad de hombres”. Una tarea que el diario alemán reconoce muy difícil “en una nación de tradición católico-conservadora”.

¿De verdad es este país tan conservador y católico como algunos ven? Yo no creo que los españoles hayamos sido especialmente católicos, al menos durante el pasado siglo. El catolicismo fue impuesto desde arriba y producía tanto rechazo como adhesión. Un país en el que es raro encontrar a una persona que no se haya cagado en Dios no puede ser muy católico...

Es una impresión personal, seguramente me equivoque.

4 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Lo que dice el Frankfurter Rundschau debe ser una visión nuestra que tienen desde fuera, nación de tradición católica-conservadora, será por los cuarenta años de sufrimiento del católico y conservador dictador Franco, tambien puede ayudar las grandes manifestaciones de un integrismo que puede compararse al arabe que se produce por semana santa en el sur, las procesiones son digno ejemplo de ello, gente chillando , llorando,clamando a su cristo o a su virgen como desesperados, todo ayuda para dar una imprresión equivocada de lo que realmente es un país, como tambien por ejemplo están los toros y las panderetas que para los extranjeros son la máxima representacion de España.
Me contaba una conocida mía marroquí y llamada Habiba que cuando vino a trabajar a Barcelona y por televisión vió lo que ocurría en Andalucía en semana santa se quedó helada diciendo que como era posible que aquí se hablara tanto del fanatismo del mundo árabe cuando lo teníamos aquí.
Ya ves cada cual ve las cosas segun el cristal con que se mira.

Felipe dijo...

Pienso que tu amiga marroquí tiene razón respecto a lo que dice de las procesiones de Semana Santa en Andalucía. A mí siempre me ha parecido una demostración de fanatismo.

Proust dijo...

A día de hoy la renovación del PP,¡manda guevos!,pasa por Esperanza. Esperanza es toda nuestra esperanza. Está provocando el debate de las ideas dentro del partido y por tanto la catarsis necesaria para que renazca renovado.
Lo de los "varones"(Cascos niega esta figura maldita en su partido) de Valencia y Murcia es seguir en la estrategia de la pasada legislatura: O el gobierno retoma el plan Hidrológico del PP o se rompe España.
Por lo demás el mayor cambio observado en el PP de Rajoy es el afeitado de Pujalte.
En la portavocía se ha cambiado un alcaraván por un loro.
Seguimos igual.
Has hecho bien con volver, Felipe.
Saludos.

Felipe dijo...

Sí, Proust. No parece que vayan a cambiar mucho las cosas en el PP.

Saludos.