martes, 13 de enero de 2009

Estupidez y terrorismo

Parecía olvidado aquel discurso simplón e imbécil con el que se trataba de meter en el mismo saco a la izquierda y el terrorismo. Parecía olvidado el discurso que convertía a la izquierda en amiga de los terroristas, parecía olvidado el discurso que nos convertía en amigos de Saddam Hussein por manifestarnos contra la guerra de Irak. Parecía olvidado pero hay quien sigue instalado en la estupidez maximalista que divide al mundo entre buenos y malos, entre el estás conmigo o contra mi. La simpleza de su forma de pensar sólo se entiende de una forma: necesitan simplificar lo que su carestía intelectual les impide comprender. O simplemente su sectarismo fundamentalista les impide ver más allá de sus narices.

A propósito de los recientes pronunciamientos desde sectores principalmente progresistas a favor del pueblo palestino, hay quien sigue viendo (¿cómo se puede ser tan estúpido?) en este apoyo a un pueblo al que se le arrebató su tierra y que es bombardeado sumariamente por un estado pretendidamente democrático, un apoyo y justificación del terrorismo de Hamás. Un destacado ¿periodista? que forma parte de esa forma de pensar es el inefable Federico Quevedo, quien, a propósito de las manifestaciones de este pasado domingo, suelta lo siguiente:

Remember el No a la Guerra: de cómo la izquierda de ZP da cobijo al terrorismo
Cabe preguntarse, ¿por qué la izquierda acaba siempre justificando y dando cobertura a los enemigos de la libertad y de la igualdad? Cuando hasta Egipto y la Autoridad Palestina -la que gobierna en Cisjordania- le ha pedido a Hamas que cese en sus ataques y que vuelva al alto el fuego, e incluso han responsabilizado a esta organización terrorista de la actual situación, ¿qué pintan los de la ceja y su jefe llamando genocida a Israel? Si hay alguien que sabe de genocidios, son los judíos, y a veces parece que parte de la izquierda se pone del lado de los que los masacraron. Israel tiene todo su derecho a defenderse, y a los mismos que salen a la calle a protestar por las bombas israelíes, habría que exigirles el mismo ímpetu a la hora de condenar a Hamás por utilizar a las mujeres y a los niños como escudos humanos.
El Confidencial.com, 13.01.09

Parece difícil de entender, pero sí, hay gente que no es capaz de comprender que apoyar a los palestinos frente a los bombardeos indiscriminados de Israel no es apoyar a Hamás, es apoyar los derechos humanos de un pueblo masacrado, es apoyar las leyes internacionales frente al asesinato de cientos de ciudadanos indefensos por parte de un estado que se comporta de forma más sanguinaria que aquellos terroristas a los que pretende combatir.

¡Qué pena ser de derechas y tener que defender siempre al más fuerte frente al más débil, cometa las atrocidades que cometa! ¡Qué vergüenza, además, llamar terroristas a los que defienden a civiles inocentes que apenas tienen nada que defender salvo la propia vida!

¿Qué clase de anteojeras hay que llevar puestas para no ver el asesinato de cientos de personas inocentes que está cometiendo Israel?

5 comentarios:

animalpolítico dijo...

Comprendo perfectamente tu indignación. Parece que por muchas necedades que uno oiga, siempre es posible sorprenderse.

No tienen remedio.

Carolus Primus dijo...

Parece que es la moda eso de llamarnos "gazaprogres". Han descubierto que la izquierda existe, aunque sea por unas horas en una manifestación, y eso duele.

¿No habíamos quedado en que la calle era de Fraga y de los obispos?... parece que nos digan.

Lo novedoso es que , por fin, han tomado partido en un asunto que siempre se las ha traído floja.

Lo moderno es ser pro-Israel. ¡Ahora!, si lo dice Fede... apoyamos a Hamás y a la madre superiora si se tercia.

Yo le he dado un voto de confianza a Israel, pero parece que se han cogido toda la mano y se la han merendado.

Como dice animal ¡No tienen remedio!.

Felipe dijo...

Parece que hay algunos cuya forma de pensar se realiza en base a oponerse a lo cualquier cosa que hagan sus contrarios ideológicos.

Saludos.

julius dijo...

Es inaudita la tolerancia hacia la barbarie perpetrada por los israelies. La mayoría de la prensa sigue hablando de guerra, ahí no existen dos ejércitos, solo un estado que usa ilegitimamente la fuerza de manera atroz.

Por cierto, sería interesante revolver un poco en los artículos de prensa para ver como cambian ahora las opiniones sobre los posados de las ministras del gobierno y la vestimenta de Carme Chacón en la Pascua Militar, y ahora, con las fotos de Saenz de Santamaria. Hasta el señor Brey se arrepiente de sus criticas... Hacia donde sople el viento.

Felipe dijo...

El ideario de Mariano es tan consistente como el papel de seda.