miércoles, 15 de abril de 2009

Oiremos cosas que nunca creímos poder escuchar...

A Mariano Rajoy, ex miembro del gobierno pro Bush de Aznar, aplaudir la nueva política aperturista de EEUU hacia Cuba. O bien Mariano se ha visto afectado también por el síndrome de la obamafilia o bien, y esto me parece mucho más creíble, trata de apuntarse a caballo ganador. Si el PP continúa mirándose en el espejo de Obama, corremos todos el peligro de que nuestra particular obamafilia termine convirtiéndose en obamitis aguda.

Oiremos, también, a Esperanza Aguirre bendiciendo la entrada en el gobierno de Pepe Blanco, uno de los políticos con los que la derecha social española practica con mayor fruicción el tiro al blanco... dialéctico.

¿Nos esperan más sorpresas?

2 comentarios:

Juan dijo...

No sé de que te extrañas si después de decir todas las lindeces que han dicho de Zapatero, Patxi López, el PSE y el PSOE ahora declaran "alegrarse más que nunca de apoyar a López". Hay que recordar que solo hace dos meses lo sentaron en el banquillo de los acusados por hablar con Batasuna.

Felipe dijo...

Sí, después de lo sucedido en el País Vasco, no debería tener motivos para extrañarme tanto, pero aun así, ya ves.